El Avilés quiere borrón y cuenta nueva

Balsera, tras superar un problema de tobillo, será titular, igual que Carlinos, Pandiani y Domínguez. / MARIETA
Balsera, tras superar un problema de tobillo, será titular, igual que Carlinos, Pandiani y Domínguez. / MARIETA

Tras seis derrotas y en descenso, el equipo espera refrendar la terapia de grupo ganando al Lugones | En una semana difícil, Xiel confía en romper la mala racha e iniciar la remontada en un partido para el que ya cuenta con el argentino Gastón

NACHO GUTIÉRREZ AVILÉS.

El Real Avilés disputa en esta matinal de domingo un partido de gran trascendencia, lo más parecido a una final por la permanencia en la que se medirá a un rival directo, el Atlético Lugones (Suárez Puerta, 12 horas). Ubicado en la penúltima posición y a tres puntos de su visitante de turno, ganar es el único resultado válido para el equipo blanquiazul, después de seis derrotas en lo que va de año natural, o lo que es lo mismo, el tramo que llevamos de primera vuelta.

Un partido que llega en la semana más complicada para el entrenador del Avilés, José Luis Díaz Xiel, que se ha visto obligado a realizar un trabajo añadido al de campo para unir a sus jugadores tras cuestionarse su confianza en el técnico praviano. Charlas pidiendo espíritu de grupo y de sacrificio en un momento crucial de la temporada, culminan hoy con un partido en el que los tres puntos tienen un valor incalculable para el Avilés, pero también en lo que atañe al Lugones.

Llevarse el triunfo supondrá para los avilesinos arrimarse otra vez a los equipos que marchan por encima, aunque aún ganando seguirá en puesto de descenso. Perder será un golpe morrocotudo porque el rival de esta cita se iría a seis puntos más el añadido en caso de empate final entre ambos. El entrenador del Lugones, Adolfo Pulgar, no duda en calificar el encuentro de hoy como una final por la permanencia, mientras Xiel huye de esos términos para fijarse solo en sumar tres puntos, los primeros de 2018, y con ellos no descolgarse e insuflar confianza al equipo, algo que solo se consigue con un triunfo después de seis compromisos perdidos de forma seguida. Con dos entrenadores llenos de experiencia, será el duelo de banquillos no tiene desperdicio.

Más Real Avilés

Xiel ya puede contar con uno de sus nuevos fichajes de invierno, el argentino Gastón Cesani, a quien el técnico medita entregar la responsabilidad de ser el pivote posicional y defensivo que conceda al equipo el equilibrio del que carece, sin el que se ha roto en los últimos partidos. Esa sería la gran novedad en el once inicial, a la espera de saber la decisión del mister en la portería, en la que está rotando y en la que Borja Piquero lleva dos titularidades consecutivas.

Además hay que esperar para saber por qué jugador apostará para el interior izquierdo con la duda del estado físico de Mathieu Castaing, que en principio parece recuperado para repetir presencia. En defensa todo apunta que mantendrá al cuarteto que jugó de mano ante el Colunga, aunque Xiel sigue haciendo pruebas en el lateral izquierdo. El once podría ser Borja Piquero; Santa, Domínguez, Nico Pandiani, Marcos Blanco; Gastón Cesani; Anselm, Carlinos, Balsera, Mathieu; y Luis Nuño.

Con los hermanos Escobedo y el francés Thomas en la lista de bajas por lesiones o gripe, y el juvenil Barra ayer de nuevo con el filial, Xiel tiene a 17 disponibles, por lo que debe hacer un descarte.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos