IQ Finanzas renuncia al Real Avilés sin contraprestación económica

Álvaro López y José María Tejero en una imagen de archivo. /Marieta
Álvaro López y José María Tejero en una imagen de archivo. / Marieta

El grupo mexicano alcanza un acuerdo extrajudicial con José María Tejero, que conservará el club

NACHO GUTIÉRREZ Avilés

El Real Avilés y el grupo mexicano IQ Finanzas han firmado la paz sin necesidad de resolver sus diferencias en los juzgados. Las dos partes alcanzaron un acuerdo extrajudicial horas antes de la celebración de la vista previa por la demanda mutua por la gestión del club la pasada temporada. Aunque ninguna de las partes quiso profundizar en la base del acuerdo, la iniciativa ha partido del grupo mexicano, que da un paso al lado y decide no prolongar un pleito que podría alargase por años, renunciando a defender el contrato de gestión firmado por cuatro años y del que solo se cumplió el primero, y también a la reclamación de daños y perjuicios por cinco millones de euros.

El acuerdo quedó sellado esta mañana en una reunión entre los dos representantes legales de las partes, Santiago Tejero y Santiago Nebot. Los letrados ya habían iniciado las conversaciones encauzadas a evitar el juicio ayer martes, cuando el abogado valenciano que lleva el asunto para el grupo mexicano, iniciaba el viaje hacia Avilés.

A lo largo de la mañana las partes fueron acercando sus posturas para cerrar un acuerdo que fue trasladado al juez titular del número 3, Ricardo Badás, para suspender el juicio y zanjar el pleito que se había iniciado en septiembre con un juicio de medidas cautelares que el juez resolvió a favor del Real Avilés. El club había demandado a Real Avilés Gestión Deportiva, empresa con la que IQ gestionó la entidad desde el 13 de diciembre de 2016, por incumplimientos del contrato firmado ese día, mientras el grupo mexicano hacía lo propio denunciando contratos falsos cargados a sus cuentas, solicitando por ello cinco millones de euros en concepto de daños y perjuicios.

El acuerdo no ha sido dado a conocer en sus términos apelando los dos abogados de las partes a una cláusula de confidencialidad. José María Tejero, presidente del club, optaba por no hacer declaraciones, remitiendo a los medios una escueta nota de prensa. En ella solo explica que «en relación a la controversia existente sobre la resolución del contrato suscrito el 13 de diciembre de 2016, Real Avilés GD SL y Real Avilés CF SAD han llegado a un acuerdo satisfactorio para ambas partes, por lo que se da por finalizada la misma».

Álvaro López, responsable de IQ Finanzas y de Gestión Deportiva, pone punto final a su relación con el Real Avilés, que le ha costado a su grupo cerca de medio millón de euros, dinero invertido en la temporada 2016-17 y en pagar deudas atrasadas del máximo accionista del club. «Me da mucha pena lo que está pasando allí, el club no tiene ningún futuro», dijo desde México, tratando de centrarse en el Cacereño y los clubes mexicanos que controla su grupo.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos